Nuestra historia

Violeta de agua

Nosotras

Nuestra historia comienza con la experiencia individual de cada una al probar las flores y los aromas como caminos de sanación en nosotras mismas. Por un lado, yo, Olivia decido estudiar formalmente las flores de Bach al haber experimentado en propia piel los efectos curativos de los remedios, que iluminaron mi consciencia y aportaron contención así como guía en procesos emocionales por los que estaba atravesando.

Este gran hallazgo significó un motivo suficiente para querer compartir con otros la bondad de las flores así como los frutos que trae consigo despertar la propia esencia. Me interesé tanto por este sistema que decidí capacitarme en las filas de quienes siguen hasta ahora la filosofía sencilla del Dr. Bach y logré registrarme como consultora del Centro Bach de Inglaterra. La causante de que conociera estas mágicas gotitas fue mi amiga y ahora socia Goretti, quien un buen día decidió llevármelas para que probara sus efectos pues ella antes las había tomado como parte de su tratamiento en terapia dándole maravillosos resultados.

Goretti también conocía el uso y la función de las flores de Bach, había tenido algunos cambios en su vida y el sistema de flores le aportó perspectivas diferentes para mirar los acontecimientos así como fuerza interna para tomar decisiones. Además ella estudiaba un curso sencillo sobre las mismas que fue el motivo por el que me las presentó. Como yo sabía que eran de su interés los temas de medicina natural un día le presenté a un querido amigo, el Dr. Marco Antonio Sosa productor de aceites esenciales mexicanos con quien comenzamos una relación profesional entrañable, pues él fue quien nos permitió distribuir sus productos bajo el nombre de nuestra marca además de enseñarnos teoría y práctica sobre los aceites esenciales, un gran maestro. A partir de ahí Goretti comenzó a especializarse en una rama de la práctica de aceites, que es la aromaterapia estudiando a nivel profesional cursos impartidos por la marca alemana Primavera Life, academia con cede en México.

Es así como hemos ido construyendo este proyecto llamado Violeta de agua desde Agosto del 2015, conjugando experiencias, saberes y nuevos aprendizajes, enfocándonos en compartir a través de nuestros cursos, talleres y terapias herramientas de apoyo para quienes lo deseen.

Hemos descubierto un panorama de infinitas posibilidades sobre el autoconocimiento que nos ha llevado a generar redes, encuentros, charlas y actividades con otras personas que utilizan también métodos varios para lograr el equilibrio y el bienestar del ser lo cual ha ido enriqueciendo en todo momento nuestro quehacer profesional así como nuestra evolución personal y espiritual.

Nuestra filosofía

Creemos en la sabiduría de la naturaleza, en su poder transformador al empatar su frecuencia con la nuestra para posibilitar estados de salud, paz y equilibrio permanentes que son inherentes al ser.